Consejos para cuidar el embrague del auto

El embrague permite unir o separar el eje del cambio de velocidades de un vehículo al movimiento del motor. Se trata de una de las partes más importantes y usadas de un auto; como también, una de las más sensibles que debemos cuidar, ya que su reparación, es uno de las más costosas para un auto.

Para hacer un uso correcto del embrague, tendremos que poner la práctica en movimiento y las técnicas del buen manejo en acción. Por lo que, debemos dejar atrás algunos cuantos malos hábitos que acortan la vida útil de un embrague.

Te traemos algunos consejos para cuidar el embrague de tu auto ¡Tomá nota!

  • Arrancar con suavidad: lo ideal al iniciar la marcha, es pisar e ir soltando el embrague con suavidad y de a poco, para acompañar el movimiento de manera sincronizada. Pisar el acelerador y el embrague a la vez, sólo producirá un ruido en el motor y perjudicará tu vehículo.
  • No conducir con el pie en el pedal del embrague: es una costumbre para muchos conductores, ya sea por comodidad o seguridad, pero provoca que el embrague patine de forma continua y se deteriore con el tiempo.
  • Pisar a fondo el embrague: al momento de cambiar la marcha es importante pisar a fondo el pedal del embrague. De esta forma, evitaremos fricciones excesivas o que se produzcan cambios bruscos de la marcha.
  • Pisar y soltar el embrague con cuidado: la suavidad es la clave en el cuidado del embrague. Al pisarlo o soltarlo, te recomendamos acompañar el movimiento con el pie de principio a fin. Si observas vibraciones fuera de lo común, puede que lo estés soltando demasiado rápido.
  • Coordinar pie y brazo: soltar el pedal del embrague demasiado rápido o desfasado con el movimiento de la mano en la caja de cambios, es otro punto a considerar. Antes de introducir una marcha, asegúrate de haber pisado a fondo el embrague.
  • Punto muerto en semáforos, embotellamientos o pendientes: siempre que el auto esté encendido y frenado se debe utilizar el “punto muerto” para evitar un sobreesfuerzo del embrague.
  • Conducir con las dos manos al volante: generalmente los conductores manejan con una mano en el volante y otra apoyada en la caja de cambios. Este hábito, tan común para muchos, genera una presión innecesaria en el sistema de embrague y termina por averiarlo con el paso del tiempo.
  • Evitar el doble embrague: no se debe pisar el acelerador al soltar el embrague. Esta acción está de más, ya que la mayoría de los autos cuentan con marchas sincronizadas.
  • Mantener la lubricación de la caja de cambio y del motor del auto: los líquidos de refrigeración y lubricantes son importantes para mantener tu vehículo y evitar su desgaste.
  • También te recomendamos verificar durante el lavado del auto, que no ingrese agua en el cárter del auto para no generar humedad en la zona.

 

Fuentes consultadas: https://motor.uncomo.com/ / https://noticias.coches.com/ /https://claxon.org/ / https://youtube.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter